domingo, 14 de octubre de 2012

A mi Lolilla



Hace ahora dos años que Lola se fue. Fueron ocho años con Lola, mi "peluchin", mi bolita de pelo, mi conejilla... ocho años en los que acariciarla era una terapia que me relajaba, ocho años haciéndole de rabiar con sus "arillos", su comida favorita, ocho años rascándole la barbilla y viendo como entornaba los ojillos de gusto... te has ido, y ahora parece mentira que una cosilla tan pequeña se pueda echar tanto de menos... Un besito Lola


2 comentarios:

  1. Dan ganas de acariciarla. :-( Que pena que ya no esté

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues si, la verdad que se echa de menos... Ahora tengo a Manuela, y aunque a ti no te guste, es una pena, porque le tomarías cariño enseguida, es muy agradecida y se comunica mucho mas que Lolilla; pero es que Lola era tan guapa...

    ResponderEliminar