martes, 29 de enero de 2013

Preparando los ajos

Esta es otra de las cosillas que se pueden hacer con los peques en la cocina. A ellos les encanta ayudarme y así pasar un rato juntos, y a mi me viene fenomenal. A ver si os gusta la idea.

Al principio de empezar a cocinar en casa compraba ajos frescos, por aquello de ser un "buen ama de casa" y hacer las cosas "bien"... pero la mayoría de las veces se me terminaban poniendo malos y tenía que tirarlos. Luego me pasé a los "botecitos de ajo seco"... pero no me terminaba de gustar el sabor que daban. Entonces se me ocurrió que podía congelar el ajo ya picado. Es verdad que no sabe igual que cuando lo usas fresco, y depende de para que tipo de guiso se nota más o menos. Pero es una alternativa a los "botecitos" y bueno, al menos en su día eran ajos frescos ;-)

Lo primero, los ajos. Yo suelo congelarlos todos los que vienen en una de las bolsitas del Mercadona, que son unas 3-4 cabezas
Esta es la mejor parte... porque me la hacen los niños!!!! les encanta pelar ajos, y no veas que conversaciones nos traemos mientras. Nos lo pasamos fenomenal. Yo lo único que les hago es quitarles el "culo" con el cuchillo, y así ellos ya tienen por donde empezar a pelarlos.
A continuación les voy quitando el tallo. Se supone que esto es para que luego el ajo "repita" menos.


Y a la picadora!!! esta vez usé una manual, pero la picadora de la batidora también sirve. Lo que no vale es usar la batidora directamente porque los tritura tanto que les hace soltar "jugo" y luego al congelarlos se queda como una masa y es peor para cocinarlos después. De este modo quedan "secos" y al descongelarlo, queda el ajo suelto.

Ya esta picado!!

Ahora, con una cucharilla de café vamos rellenado los huecos de una cubitera. Tenemos que tener claro que la cubitera que usemos va a ser sólo para esto, porque luego se queda el olorcillo a ajo... y cubitos de hielo con sabor a ajo... pues como que no

Y por último... ¡¡poner una etiqueta!! así sabremos qué hemos congelado y cuando, muy importante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario