martes, 30 de abril de 2013

...y se acabó la aventura

Cuando empezó la aventura, no sabía lo que la vida me tenía reservado. Eran muchas las ilusiones, muchas las energías y el esfuerzo empleados para llegar aquí. Y las expectativas se quedaron cortas, muy cortas. Se acabó la aventura. Se acabaron 3 meses que van a ser inolvidables. ¿Por dónde empezar a describir lo que este tiempo ha significado para mi?


Profesionalmente ha sido una experiencia excepcional. He aprendido muchiiiiiiiiisimo, y me queda tanto por aprender... He disfrutado como una niña pequeña en la sala de TC con mi querido intervencionismo; me han dejado hacer prácticamente de todo; he podido ir a los Comités como una más; ver casos de todo tipo; aprovechar a preparar sesiones, informar los casos, preparar el póster para un Congreso el año que viene... tantas cosas. He sido muy feliz trabajando aquí.

Qué decir de Fernando, Luis, Mª del Mar y Alberto... los adjuntos. Gente excepcional. Saben muchísimo y son generosos a la hora de enseñar; lo explican todo, dejándote preguntar todas las dudas, incluso las más básicas sin hacerte sentir mal por ello; te dan todo lo que tienen, y lo más difícil, siempre con una sonrisa, incluso cuando han tenido momentos malos. Un millón de gracias a los cuatro por hacer de estos tres meses una experiencia profesional insuperable. Me habéis conquistado. Gracias por enseñarme Radiología y Humanidades.

Mis compañeros: Roció, Moli, Juanma, Mamen, Carmen, Diego, Eli... Esas tardes buscando el tendón del bíceps, haciendo el examen del Radiología 15 veces seguidas, las infiltraciones uno enfrente del otro con esa señora que no paraba de moverse (señora!! no se mueva!!), pidiéndonos consejo en las ecos, estudiándonos la anatomía del pie juntas, siendo los Radiólogos Makumba (señora, no se lo vamos a hacer...) ... y después las cenas en el Botánico, las comidas en el Tendido, las Palmeras, la calle Navas, el fútbol, tantas y tantas risas... No ha habido momento malo con vosotros. Chic@s, os quiero.

Ha habido momentos duros, como no. Momentos de echar mucho de menos a mis polluelos y a mi amor. De no poder estar en el cumple de mi hombrecito por primera vez en su vida. De estar agotada de los viajes en bus cada semana. De estar malita y no tener a mi Sete para que me cuidase. De que el silencio en la casa se me cayese encima... pero todo lo doy por bueno. De todo he aprendido.

Ya están las maletas hechas, las fotos recogidas y todo guardado. Mañana es el último día y habrá llorera. Lo se. Y esta bien que sea así. Ha sido muy intenso y he sido muy feliz. Gracias.


3 comentarios:

  1. Ha sido maravilloso verte tan feliz. Lo que has vivido estos meses, ya no te lo quita nadie. Ha habido momentos duros, pero ha merecido la pena.
    Estoy super orgulloso de ti. Cada día más. Tengo mucho que aprender de ti en muchas cosas, y espero hacerlo.

    Tu compañero de vida.

    ResponderEliminar
  2. Hola Raquel, cuánto me alegro leer estas palabras de satisfacción por haber superado estos tres meses "ausente" de los tuyos. Aunque no lo creas, como madre, he sufrido en silencio pensando en esos bajones que tendrías, sintiéndote sola, porque sé, lo que sientes por tu tropilla. Tengo que decirte que han estado bien atendidos. Pero es lo que tiene querer superarse en lo que estás haciendo.
    Estoy orgullosa de ti. Me has demostrado lo valiente que eres. ENHORABUENA
    Te esperamos

    Besos, Mama

    ResponderEliminar
  3. No puedo pedir más. Leer esto de dos de las personas que más quiero... me emociona mucho. Gracias

    ResponderEliminar