Datos personales

Mi foto
Estudiar Medicina supuso un gran esfuerzo y muchas horas de biblioteca, así que lo primero que fui es "Estudiante". Después empecé a trabajar y fui "medico", pero con minúsculas... aquello no era lo que yo pensaba y había demasiados obstáculos para ejercer una de mis pasiones. Vinieron los niños y fui "MADRE", en mayúsculas y a tiempo completo; en aquel momento no había sitio para nada mas. Menos mal que mi compañero sacó a la "Compañera de vida" que había en mí y poco a poco fue encontrando su hueco entre la "Madre", que empezó a ceder espacio, y el "Médico" que volvía a intentarlo. Después de casi una década de buscar el equilibrio entre la Mujer, la Madre y el Médico la vida me ha sorprendido de manera inesperada y me ha hecho perder el equilibrio y caer. Empiezo de nuevo este blog con la intención de que me cure por dentro, de sanarme y poder encontrar al fin el camino que me devuelva algo de sosiego.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Salsa de sidra

Esta receta la empecé a hacer hace ya bastante tiempo. Creo que se la vi hacer a Carlos Arguiñano. Se tarda un ratín en prepararlo todo, pero luego es muy agradecida. primero porque está buenísima y es muy sana; y segundo porque al hacer tanta cantidad, yo siempre congelo en partes y así me sirve para varias veces.

Lo primero los ingredientes, como siempre: 1 caja de pimientos choriceros, 1 cebolla, 1 dadito de ajo picado, 2 manzanas y 1 bejamín de sidra.


A continuación ponemos en remojo los pimientos para hidratarlos. Yo muchas veces los dejo en remojo la noche anterior, o por la mañana al levantarme, porque tardan varias horas. Un truquillo es ponerlos en remojo con agua y calentarlos en el mircoondas; de este modo te ahorras un par de horas. De cualquier modo tienen que quedar bien hidratados, sino luego será imposible quitarles la carne!! Para eso, cogemos una cucharilla y vamos "raspando"; si están bien hidratados es muy fácil y se hace rápido.




Una vez que tenemos los pimietos pasamos a ir pochando todos los ingredientes  Los picamos con la picadora, y vamos poco a poco. Primero la cebolla y el ajo; pasados unos 5-10 minutos a fuego suave añadimos la carne del pimiento y después la manzana también picada y sin piel. Lo dejamos pochar todo otros 5-10 minutos y poco a poco vamos añadiendo la sidra. Tenemos que dejar que se consuma casi toda la sidra.



A continuación lo pasamos por el pasapurés. Yo soy fan de este artilugio, la verdad, y lo uso muchísimo en la cocina. Me gusta más que la batidora, porque con ésta se cambia el color de las salsas, se hacen más pálidas y me gusta menos el resultado... así que a darle a la manivela.



Nos sale salsa para varias veces, y yo lo que hago es guardarlo en vasitos en el congelador y así ya tengo la salsa preparada para otro día.



Esta salsa la uso para pescado, atún y emperador sobre todo. Lo hago a la plancha y el último hervor le añado la salsa, que generalmente me sirve para dos platos.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario