Datos personales

Mi foto
Estudiar Medicina supuso un gran esfuerzo y muchas horas de biblioteca, así que lo primero que fui es "Estudiante". Después empecé a trabajar y fui "medico", pero con minúsculas... aquello no era lo que yo pensaba y había demasiados obstáculos para ejercer una de mis pasiones. Vinieron los niños y fui "MADRE", en mayúsculas y a tiempo completo; en aquel momento no había sitio para nada mas. Menos mal que mi compañero sacó a la "Compañera de vida" que había en mí y poco a poco fue encontrando su hueco entre la "Madre", que empezó a ceder espacio, y el "Médico" que volvía a intentarlo. Después de casi una década de buscar el equilibrio entre la Mujer, la Madre y el Médico la vida me ha sorprendido de manera inesperada y me ha hecho perder el equilibrio y caer. Empiezo de nuevo este blog con la intención de que me cure por dentro, de sanarme y poder encontrar al fin el camino que me devuelva algo de sosiego.

sábado, 24 de agosto de 2013

Cuando los cocodrilos nos hablan

La felicidad,  pensó,  esta hecha de pequeñas cosas. Siempre se la espera con mayúsculas,  pero llega a nosotros de puntillas y puede pasar bajo nuestras narices sin darnos cuenta. 

Katherine Pancol, Los ojos amarillos de los cocodrilos

El último libro que me estoy leyendo esta lleno de frases que hay que apuntarse.

3 comentarios:

  1. Lo estás leyendo en el kindle? Porque si es así, tienes la posibilidad de irlas apuntando...

    La tecnología es lo que tiene :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fijate que me estoy pensando lo del Kindle. Lo que pasa que hay algunos libros que me gusta tener en papel y cuando empiezas uno, nunca sabes cómo va a ser. Como las cajas de bombones, nunca sabes qué te va a tocar ;-)

      Eliminar
  2. Hola.
    Me sumo al comentario de JC. Además así puedes disfrutar tu último regalo de cumple ;-))
    Yo.

    ResponderEliminar