Datos personales

Mi foto
Estudiar Medicina supuso un gran esfuerzo y muchas horas de biblioteca, así que lo primero que fui es "Estudiante". Después empecé a trabajar y fui "medico", pero con minúsculas... aquello no era lo que yo pensaba y había demasiados obstáculos para ejercer una de mis pasiones. Vinieron los niños y fui "MADRE", en mayúsculas y a tiempo completo; en aquel momento no había sitio para nada mas. Menos mal que mi compañero sacó a la "Compañera de vida" que había en mí y poco a poco fue encontrando su hueco entre la "Madre", que empezó a ceder espacio, y el "Médico" que volvía a intentarlo. Después de casi una década de buscar el equilibrio entre la Mujer, la Madre y el Médico la vida me ha sorprendido de manera inesperada y me ha hecho perder el equilibrio y caer. Empiezo de nuevo este blog con la intención de que me cure por dentro, de sanarme y poder encontrar al fin el camino que me devuelva algo de sosiego.

sábado, 24 de agosto de 2013



Hoy en el miniclub han hecho un concurso como el programa "Tú sí que vales" y cada niño participaba haciendo una cosa: han cantado,  bailado,  hecho malabares,  incluso una ha hecho judo.  Eduardo ha participado haciendo un dibujo.  Tenía 2 minutos para dibujar algo y ha hecho un ninja. Le han aplaudido un montón y le han dado tres 10 así que ha sido el ganador. Él estaba contentísimo: "mama mira, he ganado!!"

Yo estaba nerviosilla, fijate que tontería,  pero me daba cosilla que le saliese mal y lo pasara mal en el "escenario" delante de otros niños.  Supongo que va en el oficio de madre el sufrir con cada pequeño escalón que suben nuestros hijos y emocionarse hasta el infinito con cada logro, aunque sea "solo", el diploma del miniclub. Ya sabéis,  la madre tonta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario