Datos personales

Mi foto
Estudiar Medicina supuso un gran esfuerzo y muchas horas de biblioteca, así que lo primero que fui es "Estudiante". Después empecé a trabajar y fui "medico", pero con minúsculas... aquello no era lo que yo pensaba y había demasiados obstáculos para ejercer una de mis pasiones. Vinieron los niños y fui "MADRE", en mayúsculas y a tiempo completo; en aquel momento no había sitio para nada mas. Menos mal que mi compañero sacó a la "Compañera de vida" que había en mí y poco a poco fue encontrando su hueco entre la "Madre", que empezó a ceder espacio, y el "Médico" que volvía a intentarlo. Después de casi una década de buscar el equilibrio entre la Mujer, la Madre y el Médico la vida me ha sorprendido de manera inesperada y me ha hecho perder el equilibrio y caer. Empiezo de nuevo este blog con la intención de que me cure por dentro, de sanarme y poder encontrar al fin el camino que me devuelva algo de sosiego.

jueves, 12 de septiembre de 2013

La felicidad vista por los niños



Cuando uno tiene niños aprende un montón de cosas, que en realidad en algún momento ya sabía, pero que de vez en cuando se nos olvidan.

El otro día hablando con Daniela, le pregunté: "Daniela, ¿tu eres feliz?", y ella sin pensárselo dos veces y de la manera más natural me dijo sin más "Si".

Claro, yo que soy un adulto al uso, con esa respuesta no me bastaba, necesitaba algo más, así que le pregunte "¿pero tu sabes lo que es ser feliz?" y ella simplemente me dijo "es levantarse contenta todos los días".

Con lo fácil que pueden ser las cosas desde la visión de un niño y qué complicadas que las hacemos los mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario