Datos personales

Mi foto
Estudiar Medicina supuso un gran esfuerzo y muchas horas de biblioteca, así que lo primero que fui es "Estudiante". Después empecé a trabajar y fui "medico", pero con minúsculas... aquello no era lo que yo pensaba y había demasiados obstáculos para ejercer una de mis pasiones. Vinieron los niños y fui "MADRE", en mayúsculas y a tiempo completo; en aquel momento no había sitio para nada mas. Menos mal que mi compañero sacó a la "Compañera de vida" que había en mí y poco a poco fue encontrando su hueco entre la "Madre", que empezó a ceder espacio, y el "Médico" que volvía a intentarlo. Después de casi una década de buscar el equilibrio entre la Mujer, la Madre y el Médico la vida me ha sorprendido de manera inesperada y me ha hecho perder el equilibrio y caer. Empiezo de nuevo este blog con la intención de que me cure por dentro, de sanarme y poder encontrar al fin el camino que me devuelva algo de sosiego.

viernes, 27 de diciembre de 2013

La frase del día





Hay una cosa que siempre les digo a los estudiantes cuando rotan conmigo y a mis resis pequeños (si, lo reconozco, a pesar de que soy MUY JOVEN ya soy un poco abuela cebolleta y repito siempre las mismas cosas... será la edad...).

Siempre les digo que en Medicina, y especialmente en especialidades tan amplias como Medicina de Familia y Radiodiagnóstico, es imposible saberlo todo, pero sí que tienes que intentar saber donde encontrar la información que necesitas en cualquier momento de manera rápida. De ahí mi "manía" de archivar todos los casos interesantes.

Llegué a esta conclusión después de los años trabajados en la consulta de Primaria, donde una y otra vez se me planteaban situaciones donde tenía que dar una respuesta rápida y eficaz al paciente en situaciones de lo más diversas. Así, y excusándome en mi mala memoria, siempre he tenido mi pequeño archivo de emergencia.

Pues bien, vagabundeando por las páginas de internet me encuentro esta cita de Albert Einstein: "No necesito saberlo todo, tan solo necesito saber dónde encontrar aquello que me haga falta cuando lo necesite".

Juro que nunca había visto esta cita; y ni que decir tiene que no me he molestado lo más mínimo en intentar comprobar si esta cita es de verdad de Einstein o no (no, ni siquera he buscado en la wikipedia). A las 3.23 y después de llevar 18 horas trabajando sin parar, en una guardia muy mala, con pacientes complicados y algunos muy graves, me acuesto muy feliz con mi nuevo descubrimiento.

Jejeje... quien iba a decir que iba a tener algo en común con Eistein :-)


PD: Por favor, si la cita no es de Einstein, que nadie se moleste en sacarme de mi error. No es necesario que la realidad estropee mi "cuartito de felicidad".

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario