Datos personales

Mi foto
Estudiar Medicina supuso un gran esfuerzo y muchas horas de biblioteca, así que lo primero que fui es "Estudiante". Después empecé a trabajar y fui "medico", pero con minúsculas... aquello no era lo que yo pensaba y había demasiados obstáculos para ejercer una de mis pasiones. Vinieron los niños y fui "MADRE", en mayúsculas y a tiempo completo; en aquel momento no había sitio para nada mas. Menos mal que mi compañero sacó a la "Compañera de vida" que había en mí y poco a poco fue encontrando su hueco entre la "Madre", que empezó a ceder espacio, y el "Médico" que volvía a intentarlo. Después de casi una década de buscar el equilibrio entre la Mujer, la Madre y el Médico la vida me ha sorprendido de manera inesperada y me ha hecho perder el equilibrio y caer. Empiezo de nuevo este blog con la intención de que me cure por dentro, de sanarme y poder encontrar al fin el camino que me devuelva algo de sosiego.

sábado, 10 de mayo de 2014

El testigo invisible




Uno de los últimos libros que me he leído es "El testigo invisible" de Carmen Posadas, un auténtico descubrimiento.

El libro esta contado en primera persona por Leonid Sednev cuando ya es un anciano en la época actual, justo antes de morir. En él, recuerda como fue su vida al servicio de la familia Romanov desde que empezara como deshollinador o water baby, como se llamaban, hasta que fue su último pinche de cocina justo antes del asesinato de la familia en la noche del 17 de julio de 1918.

Una vez más, una buena novela me hace "recordar" un poquito de historia, con los hechos históricos más importantes de la Rusia de la Primera Guerra Mundial y previa Revolución.


No hay comentarios:

Publicar un comentario