Datos personales

Mi foto
Estudiar Medicina supuso un gran esfuerzo y muchas horas de biblioteca, así que lo primero que fui es "Estudiante". Después empecé a trabajar y fui "medico", pero con minúsculas... aquello no era lo que yo pensaba y había demasiados obstáculos para ejercer una de mis pasiones. Vinieron los niños y fui "MADRE", en mayúsculas y a tiempo completo; en aquel momento no había sitio para nada mas. Menos mal que mi compañero sacó a la "Compañera de vida" que había en mí y poco a poco fue encontrando su hueco entre la "Madre", que empezó a ceder espacio, y el "Médico" que volvía a intentarlo. Después de casi una década de buscar el equilibrio entre la Mujer, la Madre y el Médico la vida me ha sorprendido de manera inesperada y me ha hecho perder el equilibrio y caer. Empiezo de nuevo este blog con la intención de que me cure por dentro, de sanarme y poder encontrar al fin el camino que me devuelva algo de sosiego.

jueves, 23 de octubre de 2014

La paga de los niños


























Hace unas semanas empezamos a pensar que sería bueno enseñarles a los niños el valor del dinero; no me refiero a hacer matemáticas y cuentas con los euros y los céntimos,  sino a enseñarles que el dinero cuesta esfuerzo ganarlo y que empiecen a valorar las cosas que piden o compramos.

Así que desde hace un par de semanas ponemos un folio en el frigorífico con los días de la semana y tan sólo un par de cosas como trabajo para ellos: hacer su cama y recoger la habitación antes de ir al cole, y hacer los deberes por la tarde con iniciativa propia.  De modo que por cada actividad bien hecha, y en el momento de hacerlo pueden hacer un dibujo en la tabla. Al final de la semana hacemos un recuento, y por cada actividad ganan 5 céntimos,  así que la paga máxima son 50 céntimos: un montón de chuches...

Y funciona. El otro día cuando volvíamos de un cumple, les mandé a comprar a la tienda y me pidieron comprarse chuches con las vueltas.  Les dije que podían comprarlas pero luego se lo descontaría de su paga... y entonces se lo pensaron y dijeron: "va, si venimos de un cumple y ya comimos chuches... mejor lo ahorramos"

En el día a día también funciona,  porque realmente quieren su paga y se esfuerzan por conseguirla. Ahora la idea es que poco a poco vayan asimilando estas tareas como parte de su rutina- Ya os contaré si funciona.


1 comentario:

  1. Hay que ver lo que se consigue con unos centimillos, hasta se portan mejor ;-)))

    Besos

    ResponderEliminar