Datos personales

Mi foto
Estudiar Medicina supuso un gran esfuerzo y muchas horas de biblioteca, así que lo primero que fui es "Estudiante". Después empecé a trabajar y fui "medico", pero con minúsculas... aquello no era lo que yo pensaba y había demasiados obstáculos para ejercer una de mis pasiones. Vinieron los niños y fui "MADRE", en mayúsculas y a tiempo completo; en aquel momento no había sitio para nada mas. Menos mal que mi compañero sacó a la "Compañera de vida" que había en mí y poco a poco fue encontrando su hueco entre la "Madre", que empezó a ceder espacio, y el "Médico" que volvía a intentarlo. Después de casi una década de buscar el equilibrio entre la Mujer, la Madre y el Médico la vida me ha sorprendido de manera inesperada y me ha hecho perder el equilibrio y caer. Empiezo de nuevo este blog con la intención de que me cure por dentro, de sanarme y poder encontrar al fin el camino que me devuelva algo de sosiego.

lunes, 24 de agosto de 2015

Cantabria con niños: Fontibre y el nacimiento del río Ebro

Desde hace ya varios años reservamos unos días de las vacaciones para poner rumbo al Norte. Y es que he descubierto que tengo debilidad por las provincias del Cantábrico y si no vamos al menos cuatro o cinco días es como si no hubiésemos tenido vacaciones de verano.

Este año tocó Cantabria y de camino hicimos una parada en Fontibre. Éste es un pueblecito cerca de Reinosa al que se llega fácilmente desde la A-67.



Una vez que llegamos al pueblo aparcamos sin problema y seguimos las indicaciones al "Nacimiento río Ebro". En algunos sitios encontré que lo describían como una parada dentro de alguna de las rutas que se pueden hacer por la zona, pero nosotros sólo hicimos este paseo, de 1 hora aproximadamente.


El paseo parte del pueblo y discurre al lado del río Ebro, estando todo el camino empedrado haciéndolo accesible para todo el mundo, incluso para algún carrito de niño como vimos.



Aunque es un paseo corto los críos siempre se lo pasan bien con estas cosas; el agua está muy limpia con muchísimos patos y en algunos puntos tiene un color esmeralda precioso.



A medio camino podemos encontrar una escultura de cántabro Jesús Otero.



Al final del camino se ve el "Nacimiento del Ebro" donde el agua surge del suelo.



En el centro hay una estatua de la Virgen del Pilar sobre un pedestal que tiene labrados los escudos de las comunidades que atraviesa el río hasta su desembocadura, y es casi obligado saltar por las piedras para ponerse al lado de la Virgen y hacerse la "típica" foto.




También hay un pequeño altar hecho según pone la inscripción " Como promesa a la Virgen del Pilar del grupo cicloturista Sidenor (Reinosa) en su marcha Reinosa - Fontibre " 1990.




Desde aquí y bien por un camino o por unas escaleras llegamos de nuevo al pueblo. Nosotros calculamos mal y llegamos antes de la hora de la comida. Pero es una buena opción llevar comida y comer en alguno de los merenderos que hay en el paseo, o bien comer en el restaurante cercano, que no tenía mala pinta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario